¿Cómo organizar el aula para favorecer el aprendizaje de estudiantes con SD?

IMG_4639

La organización del aula hace referencia a establecer estrategias para mantener una adecuada distribución del aula y lograr que se desarrolle el proceso de enseñanza-aprendizaje en el que interactúan docentes y alumnos. Esto se desarrolla a través de la coordinación de espacios, creación o adaptación de materiales y coordinación con otros actores educativos. 

Para la organización del aula se debe considerar los siguientes conceptos:

El aula: es el ambiente donde se debe organizar el mobiliario del modo apropiado para desarrollar cada una de las actividades requeridas (mesas unipersonales, estantes para libros, materiales educativos, sectores diferenciados dentro del aula, imágenes visuales, etc.).

Actividad en el aula: son las técnicas de organización para el aprendizaje (trabajo en grupo, de manera individual, por ciclos, uso de sectores de aprendizaje, etc.), y cómo serán atendidos (en forma directa o indirecta, simultáneamente o diferenciada). De la actividad dependerá cómo se distribuya el mobiliario dentro del espacio.

Los estudiantes con SD suelen presentar características en el área conductual como la dificultad en la adaptación a nuevas situaciones y conductas evasivas al enfrentar nuevos retos o que exijan aprendizaje por encima de su nivel que se deben considerar para organizar el aula (Candel citado en Apaza, A., Huamán, J., Ramirez, G., Suárez, M. y Segovia, S., 2016).

Generar una organización del aula con éxito para que aprendizaje pueda ocurrir es una muestra de la capacidad del maestro. Enseñar a un número de niños con diferentes características, comportamientos y alcances de atención puede ser un desafío. No obstante, cuando se crea una cultura de aprendizaje positiva, los estudiantes aprenderán mejor porque sabrán lo que se espera de ellos (Llywodraeth Cymru Welsh Goverment, 2012).

A partir de ello, surgen las siguientes recomendaciones para los docentes.

  1. Conoce las características de los estudiantes de tu aula. Si tienes un estudiante con síndrome Down, recuerda utilizar sus habilidades y brindar apoyos para lo que requiere.
  2. Comienza el año con un conjunto de reglas y rutinas y asegúrate que sea comprendido por todos los estudiantes. Si tienes un estudiante con síndrome Down procura utilizar frases cortas o ayudas visuales para que comprendan-
  3. Coordina con todos los estudiantes las recompensas y refuerzos positivos. Siempre verbaliza y retroalimenta el logro de tus estudiantes.
  4. Establece sanciones en función de favorecer la convivencia. Ello implica la participación de los estudiantes en el establecimiento de las reglas y sanciones y la necesidad de que comprendan el valor de ellas.
  5. Anticípale a los estudiantes cómo utilizarás el espacio físico según las actividades.
  6. Prepara sesiones de clases bien planificadas (inicio, desarrollo y cierre de la sesión de aprendizaje).
  7. Fomenta el respeto y desarrollo de relaciones positivas entre todos los estudiantes.

Referencias

  • Apaza, A., Huamán, J., Ramirez, G., Suárez, M. y  Segovia, S. (2016). Estudio de casos en niños con Trastornos del Neurodesarrollo. Lima.
  • Llywodraeth Cymru Welsh Goverment (2012). Practical approaches to behaviour management in the classroom [Enfoques prácticos para el manejo de la conducta en el aula]. Minedu, (2009). Normas para el Diseño de Locales EBR, Primaria y Secundaria. Lima: Minedu. Extraído de https://goo.gl/Nh7lfx
  • Váldes, Á. A., Martínez, M. & Vales, J. (2010). Percepciones de Docentes con respecto a la Disciplina en la Escuela. Psicología Iberoamericana, 18 (1), 30-37. Extraído de https://goo.gl/RrrOVv

No hay comentarios.

Agregar comentario